Facebook Twitter RSS HOME

Introducción a las carreras de orientación

Las carreras de orientación consisten en completar un recorrido pasando por unos puntos de paso obligado o controles. El participante decide la ruta que le parezca más apropiada para ir de un control a otro, con la única ayuda de un mapa y una brújula.

El mapa de orientación se dibuja siguiendo una normativa específica para este deporte, e incluye multitud de símbolos. De todas formas, es lo suficientemente intuitivo como para que cualquiera pueda empezar a practicar este deporte en categorías de niveles fáciles, e ir aprendiendo y progresando poco a poco.

Habitualmente las carreras de orientación se realizan en zonas boscosas, aunque también puede haber carreras en cascos urbanos, parques, etc.

El lema de la orientación es “pensar y correr”. Se combina la actividad mental con el ejercicio físico. Se fomenta el conocimiento del medio natural, el uso de la brújula, la comprensión de mapas, cálculo de distancias, elección de rutas, etc.

El participante puede enfocar la carrera de orientación como un deporte de competición, o como una aventura lúdica en la naturaleza. En cada carrera hay trazados de diferentes niveles físicos y técnicos que se distribuyen en muchas categorías.

En la web de la FBO (www.fbdo.es) hay bastante información interesante para aprender mucho más sobre este deporte”.

NIVELES DE DIFICULTAD EN LAS CARRERAS DE LA LIGA BALEAR DE ORIENTACIÓN (LBO).

En las carreras de distancia media se preparan al menos 5 niveles de dificultad física y técnica.
Nivel 1. Es el más fácil física y técnicamente. Consiste en orientarse por caminos. Recorrido de aproximadamente 1 km.
Nivel 2. A medio camino entre el 1 y el 3.
Nivel 3. Dificultad intermedia. Se requieren elecciones de ruta y navegar con brújula. Recorridos de aproximadamente 3 km.
Nivel 4. A medio camino entre el 3 y el 5.
Nivel 5. El más difícil. Es preciso conocer todas las técnicas de orientación. Recorridos de 4 a 8 km.

CATEGORÍAS DE INICIACIÓN EN LA LBO.

Las categorías más apropiadas para aquellos que empiezan a practicar este deporte son las no competitivas. En todas ellas se puede participar en grupo, y no hay horas de salida asignadas.
Iniciación. Exclusiva para escolares, que cumplen 16 años o menos durante la temporada. Nivel de dificultad 1. Por seguridad, pueden ir acompañados de algún adulto.
Open Amarillo. Abierta a todas las edades. Nivel de dificultad 1.
Open Naranja. Abierta a todas las edades. Nivel de dificultad 2.
Open Rojo. Abierta a todas las edades. Nivel de dificultad 3.

En el momento de la inscripción, el participante debe elegir la categoría adecuada a sus capacidades físicas y técnicas. En caso de duda se debe optar por la categoría más fácil.

CONSEJOS PARA LAS CARRERAS DE LA LBO.

Se deben atender todas las indicaciones que publique la organización, ya sea en su propia web, en la de la FBO, en Facebook, en la web de inscripciones online, por correo electrónico o en la zona de salida el mismo día de la carrera.

Inscripciones
Se recomienda encarecidamente realizar las inscripciones online, ya que se facilita mucho la labor de los cronometradores, se evitan colas el día de la carrera, y tienen descuento. Además, aunque los organizadores suelen llevar algunos mapas de más, podría darse el caso de que se acaben y algunas personas no puedan inscribirse in situ.
Aquellos participantes que no se hayan inscrito previamente online deberán llegar a la zona de inscripciones con suficiente antelación (más o menos 1 hora antes de las primeras salidas). El horario concreto de inscripciones in situ aparece en la información de carrera que publica semanas antes la organización.

Horas de salida
Uno o dos días antes de la carrera se publican las horas de salida de todos los participantes de categorías competitivas que se hayan inscrito online. Las categorías no competitivas no tienen horas de salida asignada, y pueden empezar el recorrido en cuanto lo indiquen los organizadores.

Chips de cronometraje
También deben llegar pronto aquellos que deban recoger un chip alquilado, o los que no hayan indicado en la inscripción el código de su chip propio. Es una buena idea comprarse un chip de cronometraje SPORTident si se empieza a participar con cierta frecuencia en estas carreras, ya que en tal caso no es necesario llegar tan pronto.

Puntos de control
Generalmente, en los puntos de control hay una estaca metálica clavada en el suelo, con una baliza naranja y blanca colgando, y con una estación electrónica de control insertada en la estaca. El chip de cronometraje que lleva cada participante se introduce en el orificio de la estación hasta que se oye un pitido y se ve una luz roja. Si al menos se percibe una de las dos señales, se ha marcado correctamente. Si no se percibe ninguna, puede que la estación no esté funcionando correctamente, y entonces se debe marcar uno de los recuadros que hay en el mapa con la pinza roja que hay sobre la estaca. En la meta también hay estaciones de control que deben marcarse, ya que le indican al chip que se ha finalizado el cronometraje.
Todas las estacas están numeradas, tanto por delante como por detrás. Los números van del 31 en adelante. En el mapa de cada categoría se habrán situado los puntos de control con una numeración diferente, que indica el orden en el que se debe pasar por dichos controles, con números del 1 en adelante. En la misma hoja, junto al mapa, hay una tabla que indica la correspondencia entre el número de orden de cada control (1, 2, 3,…) y el número que lleva la estaca (31, 32, 33,…). Esta diferencia de numeraciones se debe a que una misma estaca puede ser utilizada en diferentes categorías, y no necesariamente en el mismo orden. Por ejemplo, la estaca 43 puede corresponder al punto de control 3 para una categoría, y al mismo tiempo al punto de control 11 de otra. Habitualmente, para todas las categorías, la estaca 100 es la última antes de la meta.

Comportamiento durante la carrera
Aunque en las categorías no competitivas se puede participar en grupo, es conveniente que cada participante se fije en su mapa, para ir aprendiendo poco a poco. Siguiendo todo el rato a otra persona no se aprende orientación. Además, si dicha persona ni siquiera va con el grupo, no sabemos qué recorrido está realizando, y puede que busque controles diferentes.
No se debe afectar a la participación de aquellos que están compitiendo de forma individual. Para ello hay que evitar quedarse parado junto a un punto de control, para no delatar la posición; no hay que obstaculizar el paso de aquellos que van corriendo, especialmente en el momento de marcar un control; no hay que ponerse a gritar cuando se encuentra un control, porque se dan pistas al resto de corredores.

Emergencias
Obviamente, todos los participantes tienen la obligación de detenerse a ayudar a otro corredor si ha sufrido un accidente.
Se ruega que aquellos que puedan, lleven el teléfono móvil durante la carrera. La mayoría de organizadores suelen indicar un teléfono de emergencias en el mapa, y cuanta más gente con móvil haya en la zona de competición, antes se podrá avisar de alguna incidencia. Si no hay teléfono de emergencia en el mapa, o no hay cobertura en la zona, siempre queda la opción de llamar al 112.
Si un participante se encuentra totalmente perdido, lo mejor que puede hacer es intentar retroceder sobre sus propios pasos hasta encontrarse en un punto conocido del mapa, o buscar un camino. Es muy probable que en pocos minutos vea a otro participante pasar cerca y podrá pedirle ayuda. Si nada de esto sucede, también puede llamar al teléfono indicado en el mapa.

Finalización de la carrera
Al terminar el recorrido se debe descargar la información del chip en la mesa de inscripciones.
Aunque no se haya completado todo el recorrido, por el motivo que sea, todos los participantes deben descargar su chip. Se trata de una medida de seguridad, ya que es la única forma de saber que todos los participantes han regresado al punto de partida. Si no se cumple esto, y una persona se va a su casa sin que los organizadores lo sepan, éstos podrían pensar que aún sigue en la zona de competición, que se ha perdido o que ha sufrido un accidente, y deberían iniciar un protocolo de búsqueda.
Las carreras tiene una hora de finalización. Aunque un participante no haya encontrado aún todos los controles de su recorrido, debe regresar a la meta antes de esa hora. No tiene sentido seguir buscando porque a partir de ese momento los organizadores estarán recogiendo las estacas.